CARIDAD Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

La población de algunos pueblos de Siberia se ha reducido a una decena de personas. Conservar su cultura es una tarea importante. Y nosotros hacemos todo para apoyarlos.

Natura Sibérica pretende vivir en armonía con la naturaleza, además de cuidar y preservar los recursos naturales. Es por ello que iniciamos, junto con el Jardín Botánico de Irkutsk, un programa ecológico plurianual de protección y reproducción de las plantas singulares de Siberia. Para el año 2018, se prevé plantar en el recinto del Jardín Botánico y con el apoyo financiero de Natura Sibérica, las siguientes especies raras:

Uva de oso — 20.000 plantas

Lirio siberiano — 7.000 plantas

Rosa ártica — 5.000 plantas

Violeta polar — 12.000 plantas

Campanilla de invierno de Kamchatka — 10.000 plantas

Rododendro Adams – 15.000 plantas

Con el fin de proteger el patrimonio cultural de los pueblos indígenas del Norte, Natura Sibérica inició colaboración con la Asociación de los Pueblos Indígenas del Norte, Siberia y el Lejano Oriente de la Federación de Rusia (http://www.raipon.info). Tenemos gran confianza en que esta cooperación ayudará a rescatar y conservar las singulares tradiciones de los pueblos originarios de Siberia.

Siberia es una extraordinaria región rusa que acoge hasta 40 grupos étnicos diferentes, todos herederos de excepcionales patrimonios culturales que preservaron durante siglos. La variedad de formas y manifestaciones culturales de las etnias del Norte es impresionante. Se trata de trescientas mil personas que siguen conservando sus tradiciones étnicas y locales y hablan alrededor de doscientos dialectos e idiomas diferentes.

Desafortunadamente, desde hace mucho tiempo existe una clara tendencia hacia la desaparición de los pueblos indígenas que poco a poco se van fundiendo en el crisol general de Rusia. Se están perdiendo las particularidades culturales, las tradiciones y los valores de estos grupos étnicos de Siberia.

Natura Sibérica ha patrocinado la edición inglesa de la Primera Enciclopedia de los Pueblos Indígenas del Norte. Un libro de gran importancia que dará la oportunidad a un gran número de personas de todo el mundo de descubrir la cultura autóctona y el estilo de vida tradicional de esta región.

Además, con el apoyo de Natura Sibérica, en septiembre de 2012 tuvo lugar el II Campeonato ruso Abierto de Baile de los pueblos indígenas del Norte de Kamchatka, en el marco del festival itelmen “Aljalalalay”.

En Natura Sibérica consideramos que es esencial respaldar la actividad de RAIPON con el fin de conservar la cultura y las tradiciones de los pueblos del Norte que se encuentran en peligro de desaparición.

En septiembre de 2012, en el marco de la fiesta itelmena “Aljalalalai” y con el apoyo de Natura Sibérica, se celebró el Segundo Campeonato ruso de danza de los pueblos indígenas del Norte de Kamchatka.
“Aljalalalai” es conocido por reunir varias competiciones nacionales interesantes en distintas categorías: la mejor anfitriona “Mimsj”, la mejor preparación del plato típico itelmen, el mejor limpiador de salmón, la mejor mueca itelmena.
Los concursos más populares de los años anteriores fueron el de “mejor interpretación de una canción en lengua itelmena” y el de “mejor historia sobre la población aborigen”.
En el marco de la fiesta nacional “Aljalalalai”, tuvo lugar el ritual de agradecimiento a la Naturaleza. Al mismo tiempo, hubo otros espacios donde los visitantes tuvieron la ocasión de aprender a tallar los amuletos jantaichik, curtir pieles de pescado y bordar con abalorios.

Pero la culminación de la fiesta fue el maratón de danza, un show fascinante en el que es muy difícil permanecer como mero espectador: las piernas se ponen a bailar solas. En 2011 el maratón estableció un nuevo record de danza de 16 horas y 10 minutos de duración.

En Natura Sibérica tenemos el compromiso de adquirir las plantas silvestres siberianas de forma ética y responsable con el fin de ayudar a mantener el modo de vida de los indígenas de Siberia y el Lejano Oriente. Hay 41 grupos étnicos y cada uno de ellos ha conservado su propio idioma y su cultura particular. Algunos de estos grupos en la actualidad cuentan con una población de menos de 1000 personas. Como ejemplo, solo quedan 540 de aleutas y 276 de tazy. Por eso creemos firmemente que nuestra ayuda es crucial para la preservación de las distintas culturas y tradiciones de las tribus siberianas. Pagamos precios justos por las hierbas y plantas recolectadas a mano para ayudar de esta manera a las pequeñas tribus siberianas no solo a cuidar de sus familias, sino que también a satisfacer las necesidades sociales y ambientales de su comunidad. De esta forma Natura Sibérica pretende producir cambios positivos en la vida de estas personas. Solo con elegir nuestros productos cosméticos, estás ayudando a las pequeñas tribus de Siberia, a sus familias y a las comunidades circundantes.

El 2 de julio de 2011 Natura Sibérica participó en el Baile tradicional al aire libre, organizado por sexta vez por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en Rusia (http://www.wwf.ru/). Natura Sibérica participó con una cesta de cosméticos en la subasta benéfica del evento. Todas las ganancias recaudadas fueron donadas para el concurso de Proyectos de conservación de especies raras de plantas en peligro de extinción, que WWT organiza cada año entre los parques nacionales. En 2012 la suma total recaudada por WWF Rusia para el programa “Reservas y parques nacionales” ascendió a 2.200.000 rublos. Para más información, pueden visitar la página web de WWF http://wwf.ru/bal/partners2011.

Desde 2007 nuestra empresa ayuda al Jardín Botánico de la Universidad Estatal de Irkutsk a llevar a cabo investigaciones acerca de la conservación y la reproducción de las especies singulares de plantas de Siberia baikálica. El Jardín Botánico fundado en 1940 es una filial “de estudio” de la Universidad Estatal de Irkutsk, ocupa un área de 27 hectáreas y está situado a 70 kilómetros del lago Baikal. Es el único jardín botánico en toda la región del Baikal que está incluido en el Directorio Internacional de Jardines Botánicos. Es un verdadero museo de naturaleza viva al aire libre.

La misión de este Jardín es “preservar y enriquecer la flora de la región del Baikal y de todo el mundo para la gente a través de la educación de la sociedad, la colección, la reproducción, el estudio y la conservación de la diversidad vegetal.

 

Desde 2007 Natura Sibérica presta apoyo a la Iglesia de la Intercesión de la Santísima Virgen de Novosibirsk, un monumento arquitectónico muy singular. Es la única iglesia de troncos de madera que se conservó intacta después del incendio de 1909 de Novosibirsk.

La Iglesia de la Intercesión de la Santísima Virgen se fundó el 16 de mayo de 1901 y fue la tercera iglesia de la ciudad después de la construcción de la Iglesia del Santo Profeta Daniel (1898) y de la Iglesia del Santo Príncipe Alejandro Nevski (1899). La edificación de la iglesia fue financiada por los filántropos locales bajo el patrocinio de la Iglesia de Alejandro Nevski.